mir-the-dream-and-the-promise

Para su segunda exposición en la galería, Aleksandra Mir presenta una serie de collages que combinan la iconografía religiosa con la del viaje al espacio. ‘’Si los astronautas y los ángeles comparten el cielo,’’ pregunta, ‘’¿no es hora de que se conozcan?’’

 

*

Espacio infinito dentro de un infinito vacío. Espíritu indefinible dentro de un pensamiento ilimitado. Iconos y búsqueda insaciable. La curiosidad humana necesita un contexto en el que existir. La religión fue ciencia como ahora la ciencia es religión. La justificación de nuestra lujuria y la confianza en el infinito, el cual está lejos de nuestro paraíso sensorial, comparable a la búsqueda de la más profunda suspensión mental, son las dos maneras de buscar respuestas a la creación, propósitos y desaparición. La religión, como sistema de control, se ha acercado a su gran rival a lo largo de la historia – las leyes de la física que gobiernan el universo. ‘¿Cuando cesarán los milagros?’- los medios tecnológicos que producimos resultan ingeniosos para los hijos de la tierra pero se quedan en adaptaciones lamentablemente poco adecuadas a nuestra imaginación ilimitada. ‘¿Por qué estamos aquí?’ Las respuestas espirituales son igualmente insatisfactorias comparadas con el poder de estas preguntas sencillas. Tal vez la respuesta resida en la convergencia. La tecnología tal vez debería esperar a que el poder del cerebro humano desarrolle plenamente sus habilidades (súper) naturales. ¿Se volverán milagrosas las tecnologías producidas cuando no requieran sustancia material para trabajar, sino una fe, una creencia en unas leyes de la física tan sutiles que la materia en si misma no pueda soportar su lógica? ¿Estarán basadas en tan discreta tecnología que será indistinguible del propio origen del universo y todo lo creado en él? ¿Cuando miramos la ciencia y la religión, estamos mirando a la misma tecnología en diferentes niveles de evolución? ¿Debe la humanidad siempre estar polarizada y asimismo paralizada?

 

Mark Baker

 

 

Aleksandra Mir nació en Lubin, Polonia, en 1967. Ha participado en múltiples exposiciones internacionales, entre ellas, actualmente en la 53 Bienal de Venecia; así como en la Schirn Kunsthalle de Frankfurt,   Kunsthaus de Zurich,   Institute of Contemporary Art de Londres,   SMAK de Gante,   PS1/MOMA, Nueva York,   Whitney Biennial Nueva York