alcaraz_aire_corrent

Presentamos en la Galeria Joan Prats la exposición aire corrent de Jordi Alcaraz, que reúne una selección de obras de varios formatos realizadas en 2012.

 

Partiendo de la tradición clásica de la pintura y la escultura, Jordi Alcaraz reflexiona acerca del volumen, del lenguaje y del tiempo por medio de materiales, como el agua, el vidrio, los espejos, y también los libros.

 

En su lenguaje artístico predomina la trasgresión visual, el intercambio de miradas y la conjugación de transparencias y vacíos que permiten entrever espacios ocultos, mágicos. Sus obras establecen una relación inédita y metafórica con el mundo a través de su peculiar tratamiento de los materiales y sus juegos de palabras.

 

La voluntad de superar el plano rígido del soporte es el procedimiento destacado en la mayoría de sus obras. La superficie de su obra tiene un comportamiento plástico similar al de los líquidos, puede ser atravesada, maleada, impactada, y adquirir la consistencia del cristal. Sus planteamientos cuestionan la existencia de límites precisos, tanto en lo referente a los géneros –pintura, escultura, escritura-, como a conceptos como interior-exterior, realidad-representación, evidencia-evocación, presencia-ausencia, volumen-vacío, racional-poético.

 

En sus últimas obras, Jordi Alcaraz profundiza en la exploración, casi obsesiva, del trabajo del artista: dibujar, esculpir, pintar, centrándose en el proceso creativo, y no en la obra como fin de dicha acción.

 

Estas pinturas y esculturas están explícitamente destinadas a no relacionarse con ninguna teoría preconcebida, verbalización o intención específica; y exploran la idea de que algo una vez nombrado, empieza a desaparecer.

 

El resultado son obras en las que la ausencia es más importante que la evidencia, la ausencia de casi todo, el protagonismo de la desaparición de la obra, la permanencia de la acción. Podemos ver el espacio que ha quedado, el rastro del material utilizado, la huella de su antigua presencia en los agujeros de la superficie, o el color que queda atrapado en el bucle de papel, pero la ausencia de cualquier otra cosa es casi absoluta. Y a veces no vemos ni siquiera el material, el rastro, el reflejo…a veces vemos tan solo humo, o la esencia de algo tan frágil como una nube.

 

 

Jordi Alcaraz (*1963), nacido en Calella, Barcelona, inicia su trayectoria artística en el ámbito de la escultura y el grabado en los años 80. En los últimos años ha realizado exposiciones en Los Angeles Municipal Art Gallery (LAMAG), Los Angeles, USA (2011); LACMA, Los Angeles, USA (2011); Museum Der Bildenden Künste, Leipzig, Alemania (2010); Arts Santa Mònica, Barcelona (2010); Centre d’Art Tecla Sala, L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, (2008) o Fundación Telefónica, Madrid (2001), entre otros. Sus obras se encuentran en colecciones como Biedermann Museum, Donaueschingen, Alemania; Colección Fontanal Cisneros, Miami o Williams Collection, Nueva York, entre otras.

En 2013, Jordi Alcaraz participará en la exposición ‘Nuage‘ en el Musée Rattu de Arles, Francia.