Tag Archives: madoz

Chema Madoz. La naturaleza de las cosas y su eco en la colección.

 

Museo Patio Herreriano, Valladolid

 

Del 16 de enero al 2 de mayo de 2021

 

Exposición comisariada por Oliva María Rubio

 

 

La exposición de Chema Madoz que ahora acoge el Museo Patio Herreriano es una buena oportunidad para conocer el trabajo del artista madrileño y de situarlo en una suerte de genealogía. Se establece un diálogo con artistas de la colección del Museo, con los que comparte una sensibilidad semántica y estética. Así, a las fotografías de Madoz se suman las imágenes de los objetos deconstruidos y recompuestos de Ángel Ferrant o el material escultórico de Joan Brossa y Perejaume. Cobran especial significación en este contexto las fotografías de Ángel Ferrant que documentan los objetos que mostró en las Galerías Syras de Barcelona a principios de los años treinta y que más tarde, no contento con su resultado, destruyó. Estas fotografías delatan un interés por el comportamiento de elementos heterogéneos que se encuentra en una esfera próxima a la de Chema Madoz. No es menos conocida la relación del fotógrafo con Joan Brossa, a través de la tensión entre los objetos y las ideas que también cultiva, con similar aliento poético, Perejaume.

 

+ info

exposure:the fact of experiencing something or being affected by it because of being in a particular situation or place (Cambridge Dictionary)

Exposures es una serie de exposiciones online que pretende reflexionar sobre temáticas relacionadas con el contexto actual y alrededor de la idea general de ‘El cuerpo y el/lo otro’.

Exposures #03Las manos

La tercera propuesta gira en torno a la mano, la parte del cuerpo humano más vinculada a la creación artística junto con los ojos y que a la vez nos sirve para comunicar y para relacionarnos, igual que la palabra.

Reúne obras de Erick Beltrán, Cabello/Carceller, Victoria Civera, Hannah Collins, Enzo Cucchi, Chema Madoz, Enrique Martínez Celaya, Muntadas, Perejaume, Marcel Rubio Juliana y Julião Sarmento.

Nuestras manos están tomando un inusitado protagonismo en estos últimos meses debido a su papel en la transmisión de virus. Tocar las cosas, tocarnos la cara, tocar otras manos ha pasado a ser peligroso, las manos ahora se ven obligadas a cubrirse con guantes, a lavarse constantemente, a no tocar, ni siquiera para saludar.

Pero hemos visto como su presencia ha sido una constante en muchas obras artísticas, desde el arte prehistórico hasta nuestros días, por su variedad formal y simbólica.

El lenguaje no verbal de los gestos pone en evidencia la relación entre la mano y la mente. En las obras que mostramos, los gestos de la mano expresan diferentes estados de ánimo, sentimientos, actitudes o emociones desde miedo o pena hasta sensualidad o complicidad. En ocasiones, como ocurre por ejemplo en trabajos de Julião Sarmento, su representación alude a la totalidad del cuerpo humano.

Los gestos de las manos también remiten a las convenciones sociales, devienen así, una representación de la condición humana en estrecha relación con la cultura y la expresión. Como se pone de manifiesto en algunas obras de Muntadas, esta figura retórica puede definir ambición, consenso, imposición, autoridad o poder.

Esta exposición se podrá ver hasta el 30 de septiembre.

Acceso a la exposición

Chema Madoz, distinguido con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

 

Este galardón distingue a las personas y entidades que han destacado en el campo de la creación artística y cultural. Un reconocimiento a la sólida carrera de fotografía de Madoz.

 

+ info

Madrid, 1958
Vive y trabaja en Madrid

 

La obra de Chema Madoz, cercana a la poesía visual, muestra una inclinación constante hacia lo simbólico, mediante imágenes que se caracterizan por un sutil juego de paradojas y metáforas.

 

Respetando las convenciones de la ‘naturaleza muerta’, sus fotografías muestran objetos que encierran ‘vida’ y descubren una nueva dimensión de significados a través de la descontextualización, recolocación o yuxtaposición de las apariencias habituales y cotidianas. De esta manera, Chema Madoz da forma a un imaginario que pone en duda nuestra credulidad en la fotografía, y en la existencia de una realidad intangible.